miércoles, 27 de octubre de 2010

El endiosamiento especializado

La profesión médica pasa cada vez más por crear superespecialistas en patologías cada vez más concretas, de forma que dentro de cada unidad existen profesionales que se dedican sólo a determinadas áreas de su especialidad, por ejemplo, el cardiólogo que se dedica sólo a las arrtimias, o sólo a hacer ecocardiografías....

En medicina de familia o medicina de urgencias no pasa eso. Esa es una de las cosas que siempre me gustó de esta especialidad, el poder atender a un paciente en su globalidad, con un enfoque biopsicosocial.  Por supuesto, no quiero decir con eso que no sean necesarios los superespecialistas, creo que es un beneficio para el paciente encontrar profesionales especializados en cada una de las patologías, y que eso ayuda a una atención integral del paciente, aunque esté un poco sectorizada.

Sin embargo, tradicionalmente, la medicina de familia se ha considerado una especialidad "menor", siempre ha quedado el estigma de que los médicos de familia son meros burócratas y encargados de la patología banal....afortunadamente esto está cambiando, y poco a poco se va reconociendo a los médicos de familia como lo que son, profesionales especialistas, con una formación y una visión muy completa de la medicina.

Al no existir aún una especilidad en medicina de urgencias, los servicios de urgencias hospitalarios son llevados en su mayoría por médicos de familia, en el menor de los casos por médicos internistas, por ser la especialidad cuya formación más se adapta al desempeño de este tipo de trabajo. 

Sin embargo, en los sevicios de urgencias aún pesa mucho la idea que los médicos de familia no estamos preparados, y en el entorno hospitalario, en muchas ocasiones, no se nos considera como lo que somos, especialistas vía MIR igual que ellos...

A este respecto, es curioso y muy llamativo, ver como cuando entran las nuevas promociones de R1 mantenemos con ellos una relación docente, independientemente de que sean residentes de medicina de familia o de cirugía cardiovascular, por poner un ejemplo, una relación necesaria y gratificante en ambos sentidos. Sin embargo, conforme pasan los años de residencia, vas comprobando como cambia la relación con estos residentes que acaban siendo adjuntos igual que tú. 

De repente un día llamas al busca de un especilista concreto, y aparece ese residente mayor o recién adjunto, en cuya formación también has colaborado, con unos aires diferentes, con esos aires de superioridad característicos, esa visión parcial que les hace olvidar los años vividos en el "campo de batalla", en las "trincheras", y cuando les realizas una consulta respecto a un paciente puedes ver como acaban "dándote lecciones" que tú mismo les enseñaste previamente, y pretendiéndo tratarte con menosprecio por no saber algo concreto a cerca del manejo de una determinada patología propia de su especialidad.

Y en definitiva, eso es una pena, la medicina, especialmente la hospitalaria, es en ocasiones una profesión plagada de competitividad, y también en muchas ocasiones, llena de inseguridades personales que se subsanan pisando al otro para sentirse más fuerte...

Yo ya hace años que trabajo en esto, y hace tiempo que dejé de darle importancia a estas cosas, y cuando aprendes a verlo desde fuera con la relatividad que merece, te das cuenta de que eso no importa, pues desde el principio lo importante siempre ha sido el paciente, y sólo se necesita un poco de mano izquierda para poder ordenar la "orquesta" que supone en muchas ocasiones el tratamiento conjunto por parte de varios especialistas en una situación de urgencia. Ahora cuando llamo a un especialista por un abdomen agudo por ejemplo, y compruebo como pretende hacerme un "examen" telefónico para justificar mi consulta y su presencia para valorar al paciente, me sonrío, otras veces me cabreo claro, soy humana ,y simplemente les digo que se dejen de chorradas y que baje a ver al paciente, sobre todo cuando ese "examen" pretende hacermélo un residente que el año pasado me necesitaba hasta poner una intramuscular...

En definitiva, en este post pretendía hacer una reflexión acerca de la necesidad de fomentar el trabajo en equipo entre los distintos especialista, de fomentar el respeto mutuo y ser capacer de ver que en un sistema superespecializado, todos somos necesarios y complementarios. Los médicos de urgencias somos necesarios no sólo para ver la morralla que dicen algunos, sino para ser capaces de distinguir la patología urgente y grave entre el resto de consultas que atendemos a diario, y tener la capacidad necesaria para ofrecer a cada paciente la atención que precisan en función de su patología, bien sea a nivel de urgencia o siendo capaces de orientar dicha patología a un especialista concreto para completar el estudio y tratamiento que se escapan de los límites de la urgencias.

Estamos todos en el mismo barco, somos todos compañeros, no nos olvidemos que a todos nos mueve la misma motivación, que es el bienestar del paciente, así que intentémos olvidarnos de nuestro ego y centrémonos en lo importante...que al fin y al cabo, independientemente de la especialidad a la que nos dediquemos....TODOS SOMOS MÉDICOS, en el sentido amplio de la palabra.

16 comentarios:

  1. no se debe perder de vista la motivación fundamental del profesional de la salud independientemente de su especialización, trabajar en equipo de cara al paciente y por supuesto mi reconocimiento tanto a los médicos de familia como a los de urgencia cuya labor es fundamental y muchas veces poco valorada. Ánimo y adelante. Un magnífico post para reflexionar

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo totalmente! Esto igual se vive en otras áreas del conocimiento aunque no sea la medicina pero supongo que en medicina hay más oportunidades de confrontación. Yo creo que los médicos de familia son la primera linea de batalla contra la enfermedad y de cierto modo, los encargados de "administrar" los recursos y ordenar los subsecuentes pasos para curar al paciente, ya sea "usando" a los especialistas o no.
    En lo personal creo que su trabajo como médicos de primera linea es tremendamente importante y demandante de una capacidad de observación y conocimientos superior a la de un especialista, claro, cuando se realiza bien.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. @cxestal: muchas gracias por tus palabras, estoy totalmente de acuerdo en la importancia del trabajo en equipo, de ese modo las cosas siempre salen mejor!

    @Rigo: Hola Rigo! Bienvenido! Es verdad que estas situaciones se viven de igual manera en cualquier otro campo profesional, y de alguna forma también en el personal. Yo también creo que es muy importante fomentar la confianza y el valor que merecen los médicos de familia, pues como tú muy bien dices, son los profesionales que tienen en primer contacto con el paciente, y ese paso es muy importante en una correcta orientación. Hay muchos compañeros que tienen la tendencia a quejarse a los pacientes de por qué le han remitido a urgenias o a menospreciar su labor, y eso es un error enorme, pues no se dan cuenta de que así lo único que consiguen es que el paciente pierda la confianza en su punto de referencia en lo que al sistema sanitario se refiere, y eso acaba repercutiendo en todos los niveles.

    Muchas gracias por tus comentarios! Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que expones, excepto quizás, en la última parte en la que señalas que "todos" tienen la misma motivación. Yo creo que hay médicos que buscan en el ejercicio de su profesión el reconocimiento social, el status económico o simplemente el conocimiento, y no tanto así el bienestar de los pacientes.

    Por lo demás, los médicos de familia son igual de importantes que los especialistas. Sus ámbitos de acción no son exactamente los mismos pero sí tienen igual importancia (aunque la sociedad no lo reconozca). En cuanto a la altivez con la que un compañero/a trate de darte lecciones no la tengas en cuenta, al menos no de forma personal, sino enviarás a freír a espárragos a más de uno y a más de una. Tómalo como una parte más de tu trabajo, al igual que encajas la desesperación y la falta de respeto que muestran los pacientes encaja la pedantería de los especialistas o la de cualquier otra persona que intente menospreciarte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. @Jose Antonio: Pues tienes toda la razón en que también existen médicos cuyas motivaciones son otras, no lo había pensado cuando escribía el post, pero es cierto...

    Respecto a la altivez de otros compañeros, la verdad es que no suelo tomármelo como nada personal, en general me llevo muy bien con la gente y no suelo tener problemas, pero es algo que me pasa como a todos, y que veo a diario...y tienes razón, hay que tomarse estas cosas como parte del trabajo y darle la importancia que tiene, es decir poca, lo que pasa es que a veces, cuando estás saturado de trabajo y esas cosas, pues acabas un poco harta de tantas tonterías...!!!

    En fin, me ha encantado tu comentario!

    Gracias!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡A ti por contestarme!

    En cualquier caso, el entorno médico es muy competitivo, lo cual es una lástima, pues toda esa inteligencia tan dinámica y tan profunda no tendría que emplearse en ver "quién mea más alto".

    ¡¡Otro abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Cuantas veces habré tenido esta misma discusión con mis compañeros, que me dicen que estoy loca porque me gusta Familia y me encanta Urgencias.

    Es curioso como al final, siempre todos acaban hablando de prestigio, de dinero.
    sinceramente, no me pasaré 6 años de mi vida (con suerte) estudiando una carrera, más el resot formándome por dinero y prestigio. Ser médico es mucho más que eso y me quema ver como se habla mal de profesionales que no solo tienen la misma formación que los demás (carrera+mir) si no que además ven a los pacientes de una forma mucho más global, teniendo como "salud" casi la definición de la OMS
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. @Jose Antonio: Pués tienes toda la razón, es una pena que exista tanta competitividad, supongo que lo mejor que se puede hacer al respecto es que cada uno ponga su granito de arena en la medida de lo posible y como decías, aprender a relativizar las cosas...!

    @Nebulina: Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, la medicina debería seguir basándose en esa definición de salud de la que hablas, no digo que la prestación económica no sea importante, que por supuesto lo és, pero desde luego no debería ser el principal objetivo de un médico, esta es una profesión basada en las personas, y eso no lo podemos olvidar...

    Gracias a los dos!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Daniel (DonLeland en Twitter)28 de octubre de 2010, 23:44

    Soy enfermero y me encanta el servicio de UCIAS, y coincido punto por punto en cuando los "R" se hacen "grandes" en que algo les pasa.

    ¡¡¡Hasta el carácter les puede cambiar algun@s!!!

    ¿¿¿Cuantas veces me habrá venido un "R pequeño" a preguntame algo por no quedar mal con el adjunto y luego al "crecer" he tenido que aguantarles comentarios prepotentes además de despectivos???

    ¡¡¡Incluso alguno se a atrevido a mandarnos hacerles el café!!!

    Es algo que no comprendo, y a la vez me da rabia ver como aquell@s que en un principio eran simpátic@s y sociables con todo el equipo, a medida que van ganando esperiencia y conocimiento por un lado, por el otro van perdiendo puntos como compañer@s (gracias a Dios, no tod@s).

    Quiero revindicar el trabajo en equipo, ya sea en UCIAS como en planta. Tanto el personal médico, enfermero, administrativo, de servicios auxiliares y de trabajadores/as sociales formamos un equipo cuyo trabajo gira sobre un único núcleo: el paciente, el cual ha de ir por encima de la motivación por la que un@ decide trabajar en la sanidad.

    En UCIAS, muchas veces tanto las circunstancias como el propio paciente (o su familia), hacen que el trabajo se complique más de lo que debiera, para que encima aparezcan elitismos entre compañer@s que puedan desembocar en malentendidos tontos que lleven a conflictos ficticios.

    Somos un equipo asistencial, y como tal, tod@s tenemos nuestran función y nuestra razón de ser y por que ni por la profesión o la especialización nadie puede ser mejor que nadie ya que cada cual juega su rol.

    Saludos y buenas noches a tod@s. Vale, sí...Hoy he tenido pique con un "especialista" :P

    PD: Siempre he preferido trabajar con "medicinos" que con especialistas, ya que por ejemplo, un hepatólogo solo me habla de hígados y pancreas. Se aprende más con vosotros ;)

    ResponderEliminar
  10. Hola Daniel! Un placer leer tu comentario! Estamos de acuerdo en que es imprescindible trabajar en equipo, todos somos necesarios para que el sistema funcione, un especialista, por muy bueno que sea no sería eficiente sino cuenta con el resto del personal de la cadena asistencial, todos somos necesarios y para que todo funcione, ójala todo el mundo pensara igual!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Bravo por este post, doctora Cole.

    Me ha encantado, muchas veces había pensado en por qué ocurre esto y no he podido explicármelo. Creo que tú tampoco sabes bien por qué ocurre, yo pienso que es un poco porque una llamada de puerta a un especialista es para aumentar la carga de trabajo y eso, claro, no es especialmente agradable.

    Pero soy consciente de que estoy trabajando y que parte de mi trabajo es atender esa llamada, comprenderla, bajar y colaborar con una sonrisa si no me pilla en un "día humano".

    Si un día trabajamos en el mismo hospital y me he convertido en un especialista gilipollas, por favor, ríñeme. Con todo mi permiso.

    ResponderEliminar
  12. @Emilienko: Leyendo los post que escribes en tu blog, que como sabes me encanta y sigo asiduamente, estoy segura de que no te convertiras en uno de esos que decimos...!!!

    Gracias por tu comentario!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Sin ánimo de parecer cursi he de decir que me ha encantado leer tu entrada. Muy bien escrita y, lo que es más importante muy ajustada a la realidad. En mi experiencia lo que describes es cierto pero es indudable que puedan haber situaciones diversas. Me explico: tras formarme en un hospital de tercer nivel (Bellvitge) empecé a trabajar en seguida en un hospital comarcal. Allí la relación que se ha establecido con los compañeros del Sº de URGENCIAS siempre ha sido de igual a igual, como no podía ser de otro modo. Sin embargo sé por ellos que esa situación no se repite en todas las "especialidades". En resumen creo que en general el "cambio de aires" ayuda a ser más cortés con todo el mundo. Los adjuntos que han sido residentes en el mismo centro creo que puedan pensar en tener unos supuestos derechos adquiridos, craso error.
    De nuevo gracias por el post.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Xavier! Ójala en todas partes la relación fuera como describes, de igual a igual, que es lo que debería de ser!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Primero disculparme con todas las personas que han escrito con anterioridad porque no las he leído. Sólo escribo para felicitarte por tu blog. Encuentro mucha "realidad compartida" en tus testimonios. Pero en ocasiones sucede que algunos adjuntos de urgencias o de especializada se han comportado mal con los que ahora son adjuntos de especializada o de familia respectivamente y cosechan la indiferencia y el repudio de quienes en su día fueron vejados. A pesar de todo, la inmensa mayoría de las veces sucede como lo cuentas, pero no quería dejar pasar esta apreciación. En un mundo de respeto (hacia el respetable) y de tolerancia (para sobrellevar al que no es respetable) el trabajo médico se convertiría en algo placentero. ¿Quién no ha trabajado como un brut@ 24 horas riendo entre paciente y paciente y a las tantas de la madrugada por puro colegue levantarse de la silla diciendo "no, a este lo veo yo"?
    Felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  16. Tuve mi relación de larga distancia durante casi 4 años, Nuestra relación estaba bien y bueno, pero por alguna razón que no podía entender mi ex novio rompió conmigo por casi 3 años, y yo estaba triste, frustrado, devastada tener mezclar emociones que enfrentar la realidad de que él no quiere trabajar fuera más, yo DINT sé qué más hacer, hasta que busco y topé con esta testimonios respecto hechizo Amor y he leído algunos de los que tenía el mismo problema que tenía y hasta que me encontré con el Dr. Aigbehi que puede lanzar el hechizo para traer a su pareja de nuevo al principio yo era reacio a hacerlo, pero finalmente lo intenté su poder de echar hechizo traer de vuelta a su pareja de nuevo debido a su buen corazón, generosidad Él me ayuda y yo soy tan feliz por eso.
    Muchas gracias Dr. Aigbehi.
    usted puede ponerse en contacto con él aquí: (draigbehi@gmail.com) para cualquiera de estos fines:
    (1) quiere que su ex atrás.
    (2) Usted siempre tiene pesadillas.
    (3) Para ser promovido en su oficina
    (4) ¿Quieres un niño.
    (5) ¿Quieres ser rico.
    (6) quieren mantener su esposo / esposa para ser sólo suya
    para siempre.
    (7) la necesidad de asistencia financiera.
    8) ¿Quieres estar en control de que el matrimonio
    9) ¿Desea usted ser atraído a la gente
    10) ¿Es usted sin hijos
    11) ¿NECESITA UN MARIDO / ESPOSA
    13) Cómo ganar su LOTERÍA
    14) HECHIZO DE PROMOCIÓN
    15) HECHIZO DE PROTECCIÓN
    16) HECHIZO DE NEGOCIO
    17) HECHIZO DE TRABAJO BIEN
    18) necesidad de un bebé de hogar para la adopción
    19) cura para cualquier enfermedad / H.I.V.
    20) ¿Quieres unirte ILLUMINITI
    Póngase en contacto con él hoy en: draigbehi@gmail.com

    ResponderEliminar